Posts etiquetados ‘estupideces’

Caso perdido, sin enminenda ni corrección, y definitivamente sin futuro (conmigo) 🙂
Así fue el chico Z, o como pueda llamarse.

Me llamó en jueves santo, recordándome su existencia, con la propuesta más estúpida y fuera de lugar!! Pero vamos en orden.

Estaba yo, una vez más, feliz con mis amigos en un bar (no tan feliz, algo aburrida), cuando entró un chico con dos parejas, lo vi y estaba en algo, pero tampoco me llamó la atención asi que volví a concentrarme en mi aburrimiento 😀
Luego mi mesa quedo medio vacía porque todos se fueron a bailar, me quedé con una amiga, y el chico Z empezó a mirarme. Luego sus amigos se fueron a bailar y lo dejaron solo en su mesa para que siguiera mirándome (qué atentos ellos). Mi respuesta típica: ponerme nerviosa y hacerme la loca. Mi amiga me empujó a que le hablara, lo hice.

Yo: Hola, bailas? (see, cuando quiero soy lanza)
él: mmm no, mejor siéntate y conversamos, luego bailamos.
yo: (qué fuck?? me acabas de semi-chotear? qué fue!) mmm ok… (tampoco iba a regresar a mi mesa que estaba a metro y medio de la suya y poner mi cara de choteada/resentida)
él: cómo te llamas….. y la típica sacada de info… (hasta ahí todo normal)

Al rato salimos a bailar, resultó que no le gustaba la salsa (tu primer punto en contra), al ratito ya era tarde y mis amigos me decían para irnos mientras él me pedía que me quedara (bastante me voy a quedar con un extraño…), le dejé mi número, parecía un chico decente.

Luego, empezó a llamarme, lo extraño fue que nunca, pero NUNCA me llamaba o me mandaba mensajes desde su celular, siempre era desde un número extraño de algún amigo suyo. Me molestó un poquito, pero no fue devastador, una amiga me dijo: bueno, tal vez es pobre (plop), fácil (tal vez es roño, da igual).

Luego empezamos a conversar por el messenger, noté sus nicks de corte sentimental (cortavenas, lo peor!!) que no lo condené hasta que vi lo peor, puso un corazón en su nick, un corazón! un corazón maldita sea!
Ya, aún ignorando esto, tenía un problema al chatear con él, sus faltas ortográficas!!. Ya, ok, parezco yo la freak al notar una tontería como esta, pero no hablo de tíldes, no hablo de confundir la “s” con la “c” o la “z” (que muchos amigos y a veces yo misma hago) no! esto era otro “level”. 
Otro level como poner “voy” (del verbo ir) con “B” (¡b labial!), o sea, veía un “boy a hacer esto” y cosas por el estilo que por obra y gracia de Dios borré de mi memoria.

Ya, ok, eres un cursi de lo peor, con horrorosas faltas ortográficas y sin saldo en el celular… mmm ya, todavía puedo vivir con eso, pero cuando empezaste a llamarme “cuerito” ya tocaste fondo.

“Cuerito”, ¡¡Dios mío!! ¡¡por qué permites esto!!, en una conversación por teléfono (desde el cel de un amigo suyo naturalmente):
él: cuerito, ¿cómo estas?
yo: bien…
él: bla bla bla, cuerito
yo: ¿por qué me dices cuerito?
él: porque lo eres
yo: ahhh (maldita sea…)

Escucha “broer”, “cuerito” es un término que puedes usar entre tus amigos, a mi no me lo pongas de apodo. No te pases, incluso peor que el “habla flaca” es el “hola cuerito”. 

(en otra conversación)
él: cueritooo…….. hola….
yo: hola….. (arrgggggg)
él: ¿cómo estás cuerito? (qué afán por repetir la fuckin palabrita)
yo: bien… oye, porfa, no me digas cuerito
él: que, por qué, ¿te incomoda?
yo: (evidentemente! sino no te diría que no me digas así) maso…
él: queeeeeeeeé?, por qué…. bueno, te diré enojona entonces
yo: (o sea… plop, eres un idiota) ya, alucina que lo prefiero.
él: ya, enojona.

Mierda! sí, soy enojona!! y??? cuál es tu cau cau! (estúpido)

¿Qué pasó luego con él? pues nunca llegamos a salir en realidad, todo era por teléfono y por msn. Alucina si hubiera salido con él, si así nomás ya me había superhiper decepcionado. Todo gracias a lo mencionado arriba y sus constantes ganas de conversar sobre sus emociones (eras todo un telenovelero), sobre su “corazón roto”, y las personas que sufren por amor. Nooo, ya demasiado para mi.
Ya, lamento tu dolor, pero no lo comparto, ni lo aguanto, ¿qué puedo hacer? también me han choteado, pero no ando por ahí armando conversaciones sobre lo cruel que es el mundo, el amor y esas wadas! no jodas! Menos!! le hablaría a alguien que me quiero gilear de mi ex enamorada y el buen y abnegado novio que fui.

No, tampoco me convenciste con todo eso que dijiste sobre que preferías las tardes tranquilas viendo películas, abrazado a alguien y esuchando baladas (waaaaajjjjjj por quién me tomas!!).

Y bueno, no llegamos a salir hasta que dió el día de su cumpleaños, dijo que quería verme por lo menos un ratito, pensé muy cruel chotearlo, así que luego de una reunión del trabajo le dije que podía pasar a recogerme.
Nuestra “primera cita”, me pasó a buscar a las 10 pm, borracho!! (ajaaa, o seaaa).
Mientras me acercaba vi sus ojos rojos y pensé: ew, que mal te ves (jeje), cuando lo saludé sentí todo su aliento a alcohol y pensé: que asco (maldita sea, ahora tendré que olerlo por lo menos una hora). Mis planes de tomar un trago tranquilo se fueron por el caño, a este pata no le daba ni una gota más de alcohol.
Resultó que el sr. se había ido a tomar con la gente del trabajo y vino de frente a mi casa sin pensar en parar en el kiosko a comprar un halls (jamás pasó por su casa y arroceó la torta que su mamá le había comprado, tonto malagradecido!! cómo le haces eso a tu mamá!! caiste más bajo para mí!).

Bueno, me la pasé muy mal, conversando de tonterías, con todo su aliento, y escuchando la galería de canciones de su celu con mp3, el 80% de ellas las conocidas “cortavenas” (debo admitir que muchas me gustaban, jeje).

Por fín regresé a mi casa y lo bloqueé de mi msn para bien y para siempre. Por dos semanas ni me timbró, pensé que seguro también la pasó mal porque no dejé que me diera ese beso que tanto perseguía (o sea, con ese aliento, ni tu mamá en tu cumpleaños, además que me caíste mal, mal!!).
Luego de esas dos semanas pensé que ya no lo vería jamás! (un peso menos), hasta que me llamó (desde el celu de alguien más, claro) para invitarme a una fiesta en cieneguilla? o por ahí, la cosa era para regresar al día siguiente…
La respuesta era simple: NO HAY FORMA

Oye, “broer”, ¿tú no piensas no? o ¿qué piensas? no sé, o sea, no entiendo, ¿en serio pasó por tu cabeza que me iba a quitar contigo y un montón de extraños al fin del mundo de un día para otro? (claro, con la esperanza de regresar, bien podrías ser un traficante de órganos, un violador/asesino, o ¡quién sabe qué!) Si pensaste que eso era posible, es porque piensas que soy una super estúpida, super necesitada de hombre o simplemente la más incauta del mundo.
Sigues bloqueado en mi msn, sólo quisiera que me llamarás desde tu cel para saber cuando no contestar (¿no te da roche gastar el saldo de tus amigos?).

Espero no saber más de tí 🙂 quizás en vaaaarios meses, cuando te vea leeeeejos de mi vida, me parezca una experiencia graciosa y enriquecedora, en estos momentos es por demás aterradora (maldita sea, ¡sabe donde vivo! :S).  

y me haces esperar??

Publicado: marzo 21, 2008 en llamadas
Etiquetas:, ,

relojes.jpg

qué le pasó al chico este que no quería que me llamará y para quien ya estaba pensando excusas para desviarlo… pues que se hizo el rico y ocasionó que dejara de sentirme YO la rica.

El chico del post anterior me encontró el domingo después de un año de no vernos, me pidió mi número de cel (una vez más) y dijo que me llamaría ese mismo día en la noche. Yo pensé, aaayyyyyyy, q flojera hablarle!! y bueno no me llamó, y pensé, bien!!!

El lunes nada, el martes (día universal de cine) nada, el miércoles en la mañana ya estaba pensando: seguro perdió el número el tabaza, sí! eso debe ser.
Miércoles en la noche ya me había olvidado del tema, imposible que me llame en semana santa, nada que ver.

Jueves en la mañana, estoy paseando por el jockey y(taran!!!) el chico me llama. Conversamos un poco.

El punto es:
waaaau, aprendió algo en este año que no lo vi, bien por él! ¿qué aprendió? lo básico para ser un chico relajado, “lay back”, el tipo de chico que sí llama la atención:
– el que no te acosa por teléfono (se hace el ocupado)
– el que te hace esperar (se hace el interesante)
– el que te habla a lo casual (como que no le interesas de forma especial)
– el que no trata de concertar una cita en one (dice: fácil nos vemos un día la otra semana, o después…bye!)

Si bien no me convence del todo, el hecho de haberme hecho esperar hizo que recibiera su llamada no con molestia (tampoco alegría ni nada de eso, pero a lo “normal”) es más! creo que ya no le tengo anticuerpos (de momento).

Al rato después me llamó un caso perdido, un chico “Z” que pensé que ya me había borrado de su lista, pero parece que no. La pregunta es: Cómo hago para que haga como que no me conoce?, para siempre!! Y es que en tan poco tiempo me causó tan mala impresión que NO HAY FORMA de que nos veamos de nuevo.
Pero este chico es un caso tan atípico en mi historial que merece su propio post 🙂

Cómo me encontraste?!!?

Publicado: marzo 17, 2008 en calle
Etiquetas:,

cel3.jpg

(así me veía cuando recibía su llamada, claro que no tenía un espíritu persiguiendome tratando de matarme)

Cuando lo conocí pensé que lo había choteado lo suficiente como para no volver a verlo JAMÁS, pero hoy caminando de regreso a mi casa un extraño me llamó desde su auto. Yo dije: que, yo? y el vigilante de mi edificio me dijo, sí creo que te llama a tí. Me acerqué dudosa al auto del desconocido (ignorando todo lo aprendido en la primaria, la iglesia y en mi casa sobre no hablar con extraños y menos acercarme a un auto extraño, creo que estaba pidiendo mi propio secuestro), y me preguntaba quién era ese que me miraba y esperaba.

él: ¿te acuerdas de mi?
yo: no, quien eres… (lo vi un ratito y supe quién era, luego pensé: maldita seaaaa!)
él: soy XX nos conocimos el año pasado

Maldición, cómo me encontraste!!

Hace un año fui a un evento con unas amigas, estaba en la barra con una de ellas esperando a que nos atendieran, y un chico (bastante lindo) me dijo, lo pido por tí (que suerte tengo!!, pensé) luego de eso le presenté a mi amiga y nos quedamos conversando, a mi amiga le llamó la atención bastante e hizo evidente su interés por él (qué mala suerte!! ella estaba pasando por una de sus continuas depresiones amorosas y pensé que sería la peor amiga si me metiera en medio de un chico que le interesara en ese momento). Hice lo que espero cualquier amiga haría, me mostré indiferente con el chico lindo (todavía me arrepiento, pues ella lo desaprovechó al final!) y me quedé conversando con su amigo, XX, que me cayó bien, teníamos temas en común y todo, pero que no me llamó la atención más allá de eso, me sacó el número inocentemente (pff ajaaaa! que puede haber de inocente en pedirle el número a alguien? si te lo piden es por algo).

No me interesaba, pero tampoco me caía mal, hasta que empezó a acosarme por teléfono, invitándome al cine, a salir por ahí, me llamaba casi todos los días, qué estrés!. 
Una vez me llamó a cerca de las 10 de la noche, yo estaba en clase, veía una tras otra llamada, 4 llamadas seguidas, le mande un msj y le dije que estaría en clase hasta las 10, 10:10 me llamó de nuevo.

Las primeras veces en serio no podía salir con él, pero las siguientes, debido al acoso telefónico me inventaba cosas para no verlo, de pronto me inventé un novio y dejó de llamarme.

Me olvidé de él y seguí feliz con mi vida llena de nuevos freaks acosadores,  y ahora que estoy sola y recientemente choteada, me encontró.

Hablamos un ratito, él con su look playero, un auto bieeen viejo, y su tabla, no se veía tan mal, fácil porque estaba sentado olvidé por un momento lo bajito que era. Me pidió el número de nuevo, a primera vista parece un chico normal (como todos los freaks), se lo di, no estoy segura por qué. Serán rezagos de mi depresión post choteada? o es que simplemente NO APRENDO, fácil solo que estoy aburrida.

Veremos si me llama, veremos si de pronto se le quitó la manía de sobrecargar el saldo de su celular y sus llamadas son más prudentes.
No sé que va a pasar, no sé si me animaré a salir con él, no sé siquiera si tendrá las bolas para llamarme de nuevo. Veremos, veremos.

PD: no hay nada mejor que el no saber que va a pasar, el no saber que hacer, en otras palabras, la sorpresa, la expectativa.