Posts etiquetados ‘blogger’

cuando te chotea (un freak)

Publicado: marzo 7, 2008 en choteadas
Etiquetas:, ,

Mi primer post… ahhh que debía venir hace un par de semanas, pero que el cansancio y la flojera me lo impidieron, ahora la fiebre y un par de copas encima me exigen que me vaya a la cama en el acto, pero no puedo seguir postergando este asunto.
Y qué mejor momento para empezar que cuando eres choteada por un “freak”, sí, esos que parecen ser lo único que se cruza en tu camino, que hacen tu vida más interesante, por no decir cómica y estresante.

En resumidas cuentas la historia iba así:
Cuando nos conocimos, debo admitir que yo le eche el ojo, hice gala de un par de cosillas aprendidas en el camino para que se fijara en mí (entiéndase cosas muy sencillas, como el fijar la mirada y sonreir), y oh sorpresa! funcionó! (qué fácil cayó, pensé). Un chico buen mozo, decente bailarín y aparentemente responsable. En conclusión un chico “bueno”.
Mis ilusiones empezaron a tejerse al notar su fuerte interés en mí, qué bien se sentía. Luego, a los días, cuando ya empezaba a escuchar mucho de él, sea porque me llamaba o por conversaciones en el messenger, empecé a sentirme asfixiada (reacción natural en mí ante la intimidación que surge ante una posible nueva relación). No lo quería aceptar pero tenía miedo de que se enganchara mucho conmigo, oh ironía!, quién pensaría que los roles se invertirían.

Empezamos a vernos, pero nuestros horarios simplemente no coincidían, mis amigas, claro, siempre lindas ellas, repetían lo siguiente: “cuando se quiere….. se puede”, ya casi augurando sin querer lo que iba a pasar.
El “vernos” paso a ser una actividad de una vez por mes! pero vaya que lo aprovechabamos. No, no piensen mal, solo hablábamos, comíamos, nos conocíamos… y poco a poco empecé a notar cositas que me iban desilusionando pero que no llegaban a bajonear mi interés por él.

Descubrí que era un homofóbico no declarado, aspecto que me molestaba por de más!, que era engreido (típico hijo único), y con comentarios poco atinados que la mayoría de veces me hacían reir.
En una ocasión conversando por el msn, recordó cuando me salvó de un tropezón público y dijo lo siguiente: “yo, con mi reflejos de gato te salvé!” Oh! error, para tí chico, compararte con un gato, mínimo un tigre, aunque aún así no se salva.
Algo más pasaba con él, que mis amigas y yo catalogamos como bipolaridad. Porque es infinitamente conocido que las chicas cuentan los detalles sobre los chicos y las citas a sus amigas para luego crearles apodos o nombres claves para poder seguir hablando de ellos eternamente!! mejor dicho… hasta que te duren.

Su bipolaridad es un hecho algo extenso para tratar, fácil se explica en otro post, solo cabe decir, que a pesar de todo, este chico me conquistó. De qué manera? con su rareza y sus comentarios tontos! caí redondita.

Despues de varios meses de intentos de salida… la cosas terminaron, no tanto por decisión mía, la situación era bastante mala e inconstante, difícil de mantener, pero yo, siempre masoquista, no quería dejarlo. Finalmente él tomó la decisión y armó tan bien las cosas que hizo parecer que era yo quien le ponía fin a, si se puede llamar asi, “la relación”(que nunca fue porque jamás estuvimos).

Yo, inconforme como siempre, tenía un rastrito de esperanza de que se arrepintiera, pero eso no iba a pasar de la nada, tenía que decirle todo. Y si hay una cosa que odio es hablar de sentimientos/emociones, pero en ese momento parecía lo único que quedaba por hacer…
Así, le pedí vernos, unas 3 semanas despues de acabar todo, el aceptó rapidamente para mi sorpresa, ya estaba pactado y no podía echarme para atrás. Iba a seguir el consejo de una de las pocas personas en las que confío ciegamente, iba a mostrarme vulnerable exponiendo al aire libre mis emociones, por así decirlo.

Nos vimos, me costó mucho empezar, pero finalmente algunas palabras fueron saliendo de manera cortada e insegura, el me escuchaba todito, y cuando terminé me dijo: estoy saliendo con alguien más.

En realidad, lo preveía, lo había considerado entre una de las mil posibles reacciones que mi cabecita generó cuando empecé mi discurso. De hecho pensé que estaba preparada para escucharlo, pero no. Es distinto escucharlo en tu cabeza que escucharlo en su voz.
Y ahí estaba yo, expuesta, llorando caletamente en medio del Olivar, ajaaaaa, porque ese fue el lugar que él propuso.

Lo propuso sabiendo a que ibamos, sabiendo que iba a terminar choteandome categóricamente, pero bueno, sé que no tenía malas intenciones, solo fue parte de su acostumbrada falta de tino.

Aquí el video de Olive, de Lil’ miss sunshine
He barajado muchas posibles respuestas de por qué salgo con tanta rareza, el sentido común me dice que porque soy una freak también, y para que además sea choteada por un SR. FREAK! debo ser una superfreak :S

Anuncios