Posts etiquetados ‘agarres’

Hace un par de semanas fui a una fiesta de cumpleaños. Estaban varios amigos mios así que sabía que me la pasaría bien.
Justo lo que necesitaba en este punto de mi vida en la que estoy sola y la verdad que no me daba la gana de entrar a todo ese proceso de flirteo. Era bueno saber que iba a poder bailar sin pensar en si me despeinaba al dar la vuelta, o si me emborrachaba maaaal, o simplemente bailar con quien se me diera la ganaaa.

Y así fue, aunque llegué algo desconectada y torpe, al punto que creé un par de momentos vergonzosos estando aún bastante sobria… en fin. Me reencontré con varias amigos y amigas, bailé y me puse feliz con tanta cerveza.

La historia comienza aquí. Un amigo había llevado a un amigo suyo, conocido mío, pero no amigo, lo máximo que hacíamos era saludarnos. Pero ya entrada la noche, picada con cerveza, me acerqué a saludarlos porque el invitado, a quien denominaré “Manchester”, se veía medio aburrido pues no conocía a mucha gente.
Como siempre yo “buena gente” (juro que mi intención siempre es solo eso: ser buena gente con el nuevo) me acerqué a conversarles, como siempre el nuevo me invita a bailar porque le caí bien (yo siempre incauta, pienso que es solo eso), un par de vueltas a la pista de baile, como siempre el nuevo hace un movimiento insinuoso (los hombres tienen a hacer eso, malinterpretar cualquier gesto, basta una sonrisa a su chiste poco gracioso, que les preguntes algo sobre su vida, para que piensen que ya caíste), y yo, como siempre, lo esquivo aún sonriendo porque quiero que comprenda que dejaré pasar ese incidente para q podamos proseguir una civilizada conversación en grupo. Por supuesto, ellos nunca lo entienden y desaprovechan la oportunidad de hacer un amiga por el intento vano (no siempre inútil) de hacer una conquista.

Y así pues, Manchester y yo nos pusimos a bailar, y no tardó mucho en pegarse de más! y tratar de darme besitos en la mejilla….. ayyy hombres……. ahí, en frente de todos! que por cierto también estaban picados en cerveza. No pude disimular la risa. Es que para mi era una situación demasiado cómica, el ahí dándoselas de galán, y yo entretenida como nunca (después mis amigos me preguntarían por aquel extraño, y dirían: Quién era ese? te quería almorzar con todo! nos reímos mucho, mis experiencias son siempre cómicas para los espectadores en vivo).

Ya bieen picada, solté al chico este y me fui al baño, me llamó una amiga que siempre que se embriaga se pelea con su novio y termina llorado en alguna esquina, yo por supuesto, termino consolandola un rato, hasta que viene el novio y arregla las cosas. Luego regreso yo a mi habitual rutina de bailar con amigos y extraños, nunca con novio (no se puede tener todo en esta vida).
Y bueno pues! salí al encuentro de mi amiga, fuera del local, Manchester, ni tonto ni perezozo fue detrás mio, no mucho después vino el novio a hacer lo de siempre, arreglar las cosas.
Algo que me faltó señalar sobre el caso de mi amiga, yo siempre miro de lejos si es q finalmente se arreglan, porque algunas veces se pelean peor y la acompaño un rato hasta que se le bajen los colerones. Mientras veía como se desarrollaba pelea, Manchester me dio un beso. No fue la gran cosa, pero tampoco fue malo. No me resistí porque ya había bailando bastante y con la mayoría de chicos presentes, ya me había aburrido y tenía que pasar algo que le diera sazón a la noche.

Mentiría en decir que su beso fue ese sazón que buscaba, tampoco lo fueron los besos siguientes, pero por lo menos fue un cambio, es decir, hey! con tanta pareja a mi también me tenía que tocar algo no?

Luego me llevó a mi casa, lo despache ni bien alcancé mi puerta (estaba loco si creía que lo iba a dejar entrar, o seaaaa). Al día siguiente me agregó al msn, mi amigo le dio mi correo, y empezó a hablarme tratando de quedar una cita, muy emocionado pensando en que fácil había logrado algún efecto en mi la noche anterior (creo que el resultado es obvio). Le dejé claro que la verdad no me parecía, no estaba interesada y que bueno, en realidad pensaba que yo no sabía que él había tenido algo con dos amigas mías de la universidad? nada de relaciones claro, solo agarres, pero igual, ya tenía un prontuario que podía usar como excusa para safar.
Creo que funcionó porque ya no jode tanto. No es que me cayera mal, pero la verdad no fue tan bueno el beso como para repetirlo. El único problema, del que me di cuenta días después de haberlo cancelado, es que nadie más está tras mio en estos momentos, no hay chico que me quiera convencer para ir al cine, o a tomar algo, es decir, estoy aburrida, y el panorama no se ve muy favorable.
Situaciones como esta me hacen pensar (y hasta extrañar aunque deteste admitirlo) en el Sr. Freak.
Mañana saldré a bailar con unas amigas, y lo más probable es que vaya a donde nos conocimos, lugar que no piso desde el día que te conocí, fuck! como te voy a pensar! pero ya es hora de enterrarte, así que quien sabe, fácil alguien nuevo llegue, fácil nadie, fácil tú. Supongo que veremos.  

Anuncios