Archivos de la categoría ‘Uncategorized’

Parejas que no cuajan

Sip, aunque por lo general la gente quisiera retroceder el tiempo y tener 10 años menos, a mi no me molesta tener los años que tengo, no quiero más ni menos (fácil un año menos), pero a veces cuando conoces a alguien totalmente fuera de tu liga por cuestiones de edad (sea que es notablemente menor o mayor) te preguntas y si… ( y al final terminas diciendo: no, NO HAY FORMA!, pero gracias por preguntar :P)

Hace un par de días mi mami me comentaba lo bien que se sentía desde hace poco, había reafirmado lo encantadora que sigue siendo a pesar de los años, y el jale que aún le queda, porque al fin y al cabo, nunca es muy tarde.
Mi mamá, regia siempre, es separada, con hijos mayores, y le gusta estar siempre linda para ella misma, hace tiempo (después de la decepción del matrimonio) que dejó de pensar en posibles nuevas relaciones, pero mientras más la halaguen más feliz, naturalmente.
Me comentaba cómo hace unas semanas, en una fiesta de reencuentro, un viejo conocido se le pegó toda la noche, preguntándose a sí mismo por qué diablos no la había notado tantos años atrás, tratando de hacer un acercamiento en vano pues a pesar de lo bien que le va a este hombre mi mamá lo encuentra poco interesante y simplemente insoportable. Pero valió el halago para recordar que el atractivo es independiente a la edad.

Pero el tema del post es independiente a mi mamá!! se me vino a la cabeza gracias a una situación de hace un mes.

Estaba yo feliz de la vida con una amiga en la barra de una disco (no hay chicos a la vista pero igual disfruto de mi cerveza) se acercan un par de hombres (nótese! que no digo chicos) uno bastante arrochado, super tranqui, el otro, pues super pilas, que se acerca y nos empieza a conversar. 
Mi primera reacción fue clara: wathefuck!!, puse mi cara de: no hablas en serio, aunque lo encontré cómico, y resultó que este hombre (nro.2) era buena onda, me cayó bien.

Solo para estar claros, este hombre tenía 42, divorciado y con uno o dos hijos pequeñitos, la situación de su amigo era similar, solo que el nro.1 no era divorciado, solo separado, quizás eso explica su nerviosismo, o era simplemente su falta de habilidad social… da igual, el no me cayó muy bien.

Este hombre (nro.1) intentó adivinar mi edad (casi le atina, pero tengo un par de años menos), terminó diciendo: vaya, podría ser tu papá, cuántos años tienes tu papá? (y era cierto, podría ser mi papá, un padre joven, pero padre al fin y al cabo), conversamos un poco más, yo en plan amical total, porque según yo él tenía claro que NO HABÍA FORMA que atracara algo más.
Al rato me dijo: waoo, q linda, dime, si tuvieras 10 años más me darías bola?, le dije que sí (si tuviera diez años más), pero en realidad estaba siendo amable xD, si en realidad tuviera 10 años más aún así tendría que pensarlo muy bien 😛

Por lo general no tengo problemas con la edad, pero claro mi límite hasta ahora ha sido 10 años de diferencia (funcionaron un tiempo corto y luego terminó como siempre, creo que esto es independientemente a la edad, cuando no funciona, pues no funciona, así estés en tus 20’s, 30’s o 40’s en este caso). No sé por qué tiendo a salir con chicos algo mayores que yo, en realidad yo tampoco les funciono o atraigo a los chicos de mi edad, supongo que es una cosa mutua. Aunque un par de veces me ligó con chicos un par de años menores, supongo que no es mi cancha.
Pero si tuviera 10 años más… pues no sé… saldré con viejos o chibolos indiferentemente, creo que será una edad media, en la que la edad en realidad no se nota… quien sabe, fácil me traumo de repente y empiezo a salir con jovencitos deliciosamente atléticos, ojalá 😛

Anuncios

Hace un par de semanas fui a una fiesta de cumpleaños. Estaban varios amigos mios así que sabía que me la pasaría bien.
Justo lo que necesitaba en este punto de mi vida en la que estoy sola y la verdad que no me daba la gana de entrar a todo ese proceso de flirteo. Era bueno saber que iba a poder bailar sin pensar en si me despeinaba al dar la vuelta, o si me emborrachaba maaaal, o simplemente bailar con quien se me diera la ganaaa.

Y así fue, aunque llegué algo desconectada y torpe, al punto que creé un par de momentos vergonzosos estando aún bastante sobria… en fin. Me reencontré con varias amigos y amigas, bailé y me puse feliz con tanta cerveza.

La historia comienza aquí. Un amigo había llevado a un amigo suyo, conocido mío, pero no amigo, lo máximo que hacíamos era saludarnos. Pero ya entrada la noche, picada con cerveza, me acerqué a saludarlos porque el invitado, a quien denominaré “Manchester”, se veía medio aburrido pues no conocía a mucha gente.
Como siempre yo “buena gente” (juro que mi intención siempre es solo eso: ser buena gente con el nuevo) me acerqué a conversarles, como siempre el nuevo me invita a bailar porque le caí bien (yo siempre incauta, pienso que es solo eso), un par de vueltas a la pista de baile, como siempre el nuevo hace un movimiento insinuoso (los hombres tienen a hacer eso, malinterpretar cualquier gesto, basta una sonrisa a su chiste poco gracioso, que les preguntes algo sobre su vida, para que piensen que ya caíste), y yo, como siempre, lo esquivo aún sonriendo porque quiero que comprenda que dejaré pasar ese incidente para q podamos proseguir una civilizada conversación en grupo. Por supuesto, ellos nunca lo entienden y desaprovechan la oportunidad de hacer un amiga por el intento vano (no siempre inútil) de hacer una conquista.

Y así pues, Manchester y yo nos pusimos a bailar, y no tardó mucho en pegarse de más! y tratar de darme besitos en la mejilla….. ayyy hombres……. ahí, en frente de todos! que por cierto también estaban picados en cerveza. No pude disimular la risa. Es que para mi era una situación demasiado cómica, el ahí dándoselas de galán, y yo entretenida como nunca (después mis amigos me preguntarían por aquel extraño, y dirían: Quién era ese? te quería almorzar con todo! nos reímos mucho, mis experiencias son siempre cómicas para los espectadores en vivo).

Ya bieen picada, solté al chico este y me fui al baño, me llamó una amiga que siempre que se embriaga se pelea con su novio y termina llorado en alguna esquina, yo por supuesto, termino consolandola un rato, hasta que viene el novio y arregla las cosas. Luego regreso yo a mi habitual rutina de bailar con amigos y extraños, nunca con novio (no se puede tener todo en esta vida).
Y bueno pues! salí al encuentro de mi amiga, fuera del local, Manchester, ni tonto ni perezozo fue detrás mio, no mucho después vino el novio a hacer lo de siempre, arreglar las cosas.
Algo que me faltó señalar sobre el caso de mi amiga, yo siempre miro de lejos si es q finalmente se arreglan, porque algunas veces se pelean peor y la acompaño un rato hasta que se le bajen los colerones. Mientras veía como se desarrollaba pelea, Manchester me dio un beso. No fue la gran cosa, pero tampoco fue malo. No me resistí porque ya había bailando bastante y con la mayoría de chicos presentes, ya me había aburrido y tenía que pasar algo que le diera sazón a la noche.

Mentiría en decir que su beso fue ese sazón que buscaba, tampoco lo fueron los besos siguientes, pero por lo menos fue un cambio, es decir, hey! con tanta pareja a mi también me tenía que tocar algo no?

Luego me llevó a mi casa, lo despache ni bien alcancé mi puerta (estaba loco si creía que lo iba a dejar entrar, o seaaaa). Al día siguiente me agregó al msn, mi amigo le dio mi correo, y empezó a hablarme tratando de quedar una cita, muy emocionado pensando en que fácil había logrado algún efecto en mi la noche anterior (creo que el resultado es obvio). Le dejé claro que la verdad no me parecía, no estaba interesada y que bueno, en realidad pensaba que yo no sabía que él había tenido algo con dos amigas mías de la universidad? nada de relaciones claro, solo agarres, pero igual, ya tenía un prontuario que podía usar como excusa para safar.
Creo que funcionó porque ya no jode tanto. No es que me cayera mal, pero la verdad no fue tan bueno el beso como para repetirlo. El único problema, del que me di cuenta días después de haberlo cancelado, es que nadie más está tras mio en estos momentos, no hay chico que me quiera convencer para ir al cine, o a tomar algo, es decir, estoy aburrida, y el panorama no se ve muy favorable.
Situaciones como esta me hacen pensar (y hasta extrañar aunque deteste admitirlo) en el Sr. Freak.
Mañana saldré a bailar con unas amigas, y lo más probable es que vaya a donde nos conocimos, lugar que no piso desde el día que te conocí, fuck! como te voy a pensar! pero ya es hora de enterrarte, así que quien sabe, fácil alguien nuevo llegue, fácil nadie, fácil tú. Supongo que veremos.  

Así nos conocimos

Publicado: mayo 15, 2008 en Uncategorized

Así nos conocimos, mi mascota y yo.

Yo andaba por el mercado con mi mamá un domingo, solo paseando creo, no recuerdo que ninguna de las dos cargara algo.
Estaba soleado y entre toda la juguetería de plástico y peluche solo algo llamó mi atención. Una forma peludita y negra, con un gran pico amarillo, era hermoso, y estaba colgado del cuello, como ejecutado.
 

 

Me dio tanta pena, tenía que sacarlo de ahí.
Le pedí a mi mamá que lo comprara por favor, pues no tenía un sol en el bolsillo, me hizo rogar un buen rato porque no concebía que a los 17 años quisiera otro peluche para añadir a mi vasta colección. Pero éste no era para coleccionar ni tener en un aparador, este era especial.

Lo llevé a mi casa y lo senté en el mueble mientras hacía mis cosas, con la televisión prendida parecía un personaje más de mi familia, inanimado, claro, no importa donde lo pusiera, siempre parecía estar cómodo, disfrutándolo, como cualquier otro. Así, podía sentarlo a la mesa, en la cama o en los cuartos de mis hermanos.

 

Nunca nos dejaron tener una mascota, a mis hermanos y a mi, y este Pato Lucas, de 70 cm. de alto, se convirtió en un juego que compartimos, mi hermana, mi hermano y yo. Los tres lo acomodábamos cuando podíamos, para que el pato estuviera cómodo, como el rey de la casa, a veces a través de él, cambiamos nuestras voces y le dimos una propia para que pudiera decir lo que nosotros pensábamos diría si pudiera.  Nos divertíamos mucho.
Se convirtió en un intelectual cuando lo vimos aparecer al lado de Guillermo Giacosa en su columna de Peru21 (la columna de Guillermo), ambos sonrientes. Mi hermano se tomó una foto con el pato exactamente igual a la de Giacosa, para sentirse más escritor supongo.

 

Mi hermano se fue y el juego se fue desgastando, mi hermana y yo ya no le prestábamos la atención que se merecía y lo fuimos abandonando por nuestros trabajos y actividades diarias.
Ahora está sentado entre los demás peluches, nadie lo mira y menos aún lo acomoda frente al televisor. Creo que siente que lo he abandonado. Creo que lo rescataré de su abandono, hay un espacio que ocupar en la cama de mi hermano. No debí olvidar sus años de fidelidad.

 

PD: Tuvo su época de gloria, conoció a varias de mis amigas y bailó con ellas, también tiene su hi5 activo con amigos propios J

El 7mo día

Publicado: abril 1, 2008 en Uncategorized
Etiquetas:

Así parece que funcionan las cosas con este XX que regresó inesperadamente un año después al escenario.

Antes había admirado el hecho de que se tomara su tiempo y no sea un stalker, pero creo que la cosa está un toque rara… bien.
Me sacaste el número de teléfono y no me llamaste hasta una semana después (hasta este punto ¡perfecto! aunque cueste admitirlo a las chicas hay que hacerlas esperar. Qué miedo empezar a pensar como chico!, pero así son las cosas), luego, en la llamada me sacaste el msn, (todo bien hasta aquí, muy casual). Finalmente, 7 días después (cuando pensé que ya no lo harías), me agregaste al msn.

Hasta ahora no hemos hablado, pero bueno, solo han pasado 5 días, supongo yo que al 7mo te encontraré “casualmente” en línea.

Sip, hay un lapso extrañamente coincidente entre cada uno de sus movimientos, qué miedo!! Solo espero que por favor!! el siguiente no sea al 7mo día, que sea al 6to, al 9no, no importa! Porque si resulta que estás planeando estos lapsos, tendría que asustarme y nextearte más rápido de lo que pensaba.

Por otro lado, ¿por qué estoy si quiera considerando no nextearte (tan pronto) si esta hipótesis resultara falsa? si yo no quería verte de nuevo en primer lugar?? Fuck!! esta cosa de hacer esperar de veras que funciona!!! xD
goddamit!!

Cómo me encontraste?!!?

Publicado: marzo 17, 2008 en calle
Etiquetas:,

cel3.jpg

(así me veía cuando recibía su llamada, claro que no tenía un espíritu persiguiendome tratando de matarme)

Cuando lo conocí pensé que lo había choteado lo suficiente como para no volver a verlo JAMÁS, pero hoy caminando de regreso a mi casa un extraño me llamó desde su auto. Yo dije: que, yo? y el vigilante de mi edificio me dijo, sí creo que te llama a tí. Me acerqué dudosa al auto del desconocido (ignorando todo lo aprendido en la primaria, la iglesia y en mi casa sobre no hablar con extraños y menos acercarme a un auto extraño, creo que estaba pidiendo mi propio secuestro), y me preguntaba quién era ese que me miraba y esperaba.

él: ¿te acuerdas de mi?
yo: no, quien eres… (lo vi un ratito y supe quién era, luego pensé: maldita seaaaa!)
él: soy XX nos conocimos el año pasado

Maldición, cómo me encontraste!!

Hace un año fui a un evento con unas amigas, estaba en la barra con una de ellas esperando a que nos atendieran, y un chico (bastante lindo) me dijo, lo pido por tí (que suerte tengo!!, pensé) luego de eso le presenté a mi amiga y nos quedamos conversando, a mi amiga le llamó la atención bastante e hizo evidente su interés por él (qué mala suerte!! ella estaba pasando por una de sus continuas depresiones amorosas y pensé que sería la peor amiga si me metiera en medio de un chico que le interesara en ese momento). Hice lo que espero cualquier amiga haría, me mostré indiferente con el chico lindo (todavía me arrepiento, pues ella lo desaprovechó al final!) y me quedé conversando con su amigo, XX, que me cayó bien, teníamos temas en común y todo, pero que no me llamó la atención más allá de eso, me sacó el número inocentemente (pff ajaaaa! que puede haber de inocente en pedirle el número a alguien? si te lo piden es por algo).

No me interesaba, pero tampoco me caía mal, hasta que empezó a acosarme por teléfono, invitándome al cine, a salir por ahí, me llamaba casi todos los días, qué estrés!. 
Una vez me llamó a cerca de las 10 de la noche, yo estaba en clase, veía una tras otra llamada, 4 llamadas seguidas, le mande un msj y le dije que estaría en clase hasta las 10, 10:10 me llamó de nuevo.

Las primeras veces en serio no podía salir con él, pero las siguientes, debido al acoso telefónico me inventaba cosas para no verlo, de pronto me inventé un novio y dejó de llamarme.

Me olvidé de él y seguí feliz con mi vida llena de nuevos freaks acosadores,  y ahora que estoy sola y recientemente choteada, me encontró.

Hablamos un ratito, él con su look playero, un auto bieeen viejo, y su tabla, no se veía tan mal, fácil porque estaba sentado olvidé por un momento lo bajito que era. Me pidió el número de nuevo, a primera vista parece un chico normal (como todos los freaks), se lo di, no estoy segura por qué. Serán rezagos de mi depresión post choteada? o es que simplemente NO APRENDO, fácil solo que estoy aburrida.

Veremos si me llama, veremos si de pronto se le quitó la manía de sobrecargar el saldo de su celular y sus llamadas son más prudentes.
No sé que va a pasar, no sé si me animaré a salir con él, no sé siquiera si tendrá las bolas para llamarme de nuevo. Veremos, veremos.

PD: no hay nada mejor que el no saber que va a pasar, el no saber que hacer, en otras palabras, la sorpresa, la expectativa.

virgen40.jpg

No voy a hablar sobre temas sexuales en mi post, o por lo menos trataré de que sea en la menor cantidad posible, simplemente porque mis ganas de expresarse y quejarse tienen un límite.
Pero esto es algo que simple y llanamente debo comentar, porque no me ha pasado una vez! (lo cual dejaría pasar como un hecho extraño y aislado) sino dos! Y esto fue lo que pasó.
Estaba yo feliz de la vida en el depa de alguien con quien salía, una cosa lleva a la otra… patatin patatan … resumen: no pasó nada! Debo aclarar que no pasó nada para mí, porque según él si había pasado… (pero si he de ser objetiva, no, no pasó nada)
Y no me estoy quejando de “pequeñeces” (si saben a lo que me refiero, y sí, era en verdad un pequeñez) sino de la mala performance en general.
Viendome ahí dije: rayos, ¿es posible olvidar a hacer estas cosas? ¿es posible excusarte con la falta de práctica?, no pues, no creo. No hay que tener mayor ensayo una vez que lo hiciste por lo menos una vez.
Y bueno, no dije nada, porque total, no estaba pasando nada, pero cuando me cansé de que no pasara nada y paré la situación… creo que vió mi cara de decepción que era bieen difícil de ocultar, (y es que no pues, no puedo poner cara de: bien ah! cuando en realidad era: fatal ah!) y dijo de entre todas la excusas posibles…. la que menos esperaba.

él: como tenemos confianza creo que te lo puedo decir
yo: (adelantandome a sus palabras) eres virgen!!
él: no, no es eso, ¡por qué piensas eso! parezco? (los hombres parecen tener un problema admitiendo su virginidad)
yo: nooo, nada, solo pensé…

y entonces me soltó la excusa!!!

él: lo que pasa es que hace poco me hice una circuncisión, porque en mi últma relación tuve un problema… blablabla… mucha presión en quién sabe donde… etc….quién sabe…sigo con explicaciones médicas… y así fue.
yo: ahhh (eso era en serio? ajaa)
él: y no he estado con nadie desde entonces (tampoco ahora pensé)

Eso debe ser pues, eso debe ser. Seguro que también afecta el qué haces con tus manos, y etc, sí pues.

Bueno, dejaré ser al chico, y que tenga su primera vez (post circuncisión) con alguien más. Ahhh pero no puedo olvidar el broche de oro con el que cerramos:
él: ayyy pero estoy nervioso
yo: no te preocupes, ya fue
él: no use protección
yo: ¿protección?(what the hell??) para qué… si no entraste a ningún lado
él: ¿estas segura?
yo: (como que conosco mi cuerpo ¿no?) see, estoy segura
él: noo, pero estoy nervioso, ¿qué, no?
yo: (maldición te estoy diciendo que nada que ver!! no se en que mundo paralelo crees que la hiciste!) estoy segura que no. Ahora no molestes, gracias.
él: (empieza a hablar de un posible embarazo, plop!, hello? esto no puede ser en serio) y si…
yo: no sé de que hablas, ni a que viene todo esto (yo, por lo menos, estoy intacta de tí, ya déjame en paz)

Finalmente huyo del lugar, diciendole en su cara lo freak que es, no por ser virgen (post-circuncisión), sino por alucinar que de pronto sí hicimos algo (porque no puedo hacer suficiente énfasis en que no entraste a ninguna parte freak!) además por hacer un show por “mi embarazo”. Al irme a dejar hasta la puerta de mi casa me dio un largo abrazo, como de sentencia de muerte (que rayos estaba haciendo¿? no sé, no pregunté).

Debo admitir que es un buen chico en general, y no quiero privar al mercado femenino de un personaje tan interesante, razón por la cual he decidido no verlo más (como cita), sin embargo sí creo que podemos ser amigos (no cercanos). No, no lo estoy dejando por virgen, solo por freak.

Una reflexión sobre el tema.
Algunos chicos, sino todos, como el sr. circuncisión, tienen un problema con que los demás piensen que son virgenes a sus digamos 22 años? por lo general se enorgullesen e hinchan el pecho diciendo que la flaquita esto y la flaquita el otro. Diciendo a todo el mundo que tuvieron una experiencia super ultra salvaje quien sabe donde, supongo que eso les ayuda a completar su imagen de sr. macho. Pero es sólo una hipótesis, nada comprobado.
Al revés pasa con las chicas, todavia la sociedad condena las prácticas libres sexuales en las mujeres, admito que GRACIAS A DIOS, ya no se ve mal que las mujeres tengan sexo antes del matrimonio, pero aún quedan varias restricciones:

– Solo puedes hacerlo con tu enamorado/novio de por lo menos 3 meses
– No puedes haber tenido muchas parejas antes del matromonio, es decir, si de pronto te vas a casar y experimentaste con 8 chicos, maaal, muy maaal.
– Ni hablar de hacerlo con un no-novio
– ETC.

En resumen, nosotras mismas tratamos de hacer saber a los demás de que no somos unas “recorridas” (término recogido de uno de mis sinceros amigos)porque nadie quiere con un “auto muy usado” (no quisiera haber utilizado esta frase, cuya comparasión me parece estúpida y deprimente, pero que lamentablemente también escuche por ahí).

Esta bien, si me van a pedir que cumpla ese rol de chica recatada pues lo mínimo que pido es que tú, ente masculino, también cumplas tu rol de gurú sexual.

Para cerrar, resumo el otro caso que me tocó pasar.
Estaba, una vez más, toda linda yo, paseando por las calles de ilusiolandia, cuando finalmente las cosas se iban poniendo interesantes con el sr. niegomivirginidad, cuando no pude evitar percatarme de su torpeza, la cual no me molestó, incluso me pareció linda.
Cuaaaaaaando soltó la pregunta:

él: eres virgen?¿ (detesto que hagan esta pregunta, si lo soy o no ya lo averiguarás ¿no?)
yo: que, por qué
él: solo te pregunto
yo: no, y tú?¿
él: sí (me sorprendió que lo admitiera)
yo: en serio?¿ (perdonen mi incredulidad, pero conosco a pocos chicos de 23 que dicen eso)
él: no, no, estaba bromeando (no me creí su repentina negativa)
yo: naa, sí eres virgen (medio a la chacota, perdón! no pude evitarlo!)
él: no, no soy (en tono medio cortante y comprensible debo decir, quizás debi callarme con su primera respuesta, pero ehh, ¿qué se va a hacer?)

Si yo fuera virgen, lo diría sin roche, es más, medio orgullosa incluso, pero vaya… lo que hacen los roles de género.

combi.jpg

Cambiando el peso emocional del primer post que me vi en necesidad de escribir básicamente porque tenía que sacarmelo del pecho. Paso al verdadero objetivo de este blog, compartir con los demás esas situaciones entre incómodas y humorísticas en las que de cuando en cuando nos vemos.

Así, este post está a manera de queja, queja contra los desubicados que te gilean en la calle. No, no me refiero a los obreros de construcción, ni a los que al verte venir te chequean de arriba abajo y que cuando ya pasaste giran la cabeza para ver si tienes algo de poto. Tampoco a los que hacen silbiditos y sueltan palabras del tipo: “mamasita”, “lindura”, “sirenita” y más. Hablo de los que en serio creen que cuando te ven por ahí te pueden parar y sacarte el número.

Esto vino a mi mente gracias a que ayer, luego de ser choteada, me junté con un grupo de amigos para que alzaran mi ánimo, y vaya que la compañía y un par de jarras de sangría mejoraron las cosas. Luego uno de ellos, me comentó su caso.

Resulta que se encontraba el feliz como siempre en su micro paseando por las atoradas avenidas de la ciudad cuando la vio. Una chica “ponedora”, con quien cruzaba miradas constantemente, él muy desenvuelto, se sentó a su lado y le metió el habla, ajaaaa y vaya que la chica estaba dispuesta pues terminó dándole su teléfono y su msn.
Y bueno, la cosa terminó en solo amistad según me comentó, la chica ponedora tenía 16 años!! y bueno mi amigo no es un treintón, pero tampoco está para escolares.

Su episodio me hizo recordar algunas situaciones que pasé gracias a esos chicos desenvueltos, la primera de la que tengo memoria y que resulta ser muy parecida a la historia de mi amigo me pasó, coincidentemente, a los 16 años.

Regresaba de la universidad a mi casa, toda una cachimba bien arregladita iniciando el ciclo, cuando un par de chicos playeros empezaron a mirarme, pronto empezaron a maletearse entre ellos para que yo me riera, luego poco a poco se las arreglaron para sentarse más cerca, finalmente uno de ellos terminó en medio del chofer y yo. Este chico desenvuelto (nro.1) logró que hasta el chofer se riera, y empezó a hablarme, de pronto la gente de toda la parte de adelante del micro, incluido el chofer, estaban a la espectativa de mi respuesta. Con tal presión solo atiné a responderle, pero muy cortante, intentando ser seria, lo cual era muy difícil, porque el chico era todo un comediante.
En resumen, sí, sí logró sacarme el número, y averguenza admitirlo, pero trato de excusar tal error con mi juventud e inexperiencia de entonces. Por suerte la cosa no pasó a mayores, ya en mi casa reflexioné, barajé multiples posibilidades, incluyendo la de que fuera un traficante de órganos que me quisiera como su próxima víctima (sí, siempre pienso en lo menos probable), y cuando me llamó para salir, no quise, me llamó de nuevo y tampoco atraqué, creo que entendió la indirecta porque nunca más me llamó.

Y así ha pasado varias veces, pero aprendí mi lección y no he vuelto a caer, aunque siempre hay alguien que te dice “amiga”, “amiga!! no me quieres dar tu número?” siempre reacciono igual, les doy mi mirada de desprecio al estilo del padre Maritín, y los ignoro luego.

Solo una última experiencia para cerrar el tema de los micros, que vale la pena mencionar porque me pareció bastante molesta entonces y bastante graciosa ahora.
Un día iba feliz a mi universidad (nótese que todo pasa camino a mi universidad, el recorrido es largo y siempre se presta a que alguien aproveche el tiempo para molestar), en mi bolso tenía un pin con mi nombre y estaba sentada sola en esos asientos unitarios al costado de la ventana cuando subió un par o un trío de chicos, creo que era un trío.

Uno (sujeto desenvuelto nro.2) se sentó detrás mío, y los demás un poco más atrás, luego empezaron los comentarios gileros, y la conversación entre ellos respecto a la chica linda de más adelante, conversación lo suficientemente alta como para que la chica la escuche y se sienta aludida, tal vez halagada? En ese momento tenía una mezcla de risa, rabia y orgullo, luego cuando empezaron a cantar canciones romanticonas con letras que se acomodaban a la situación y la gente del micro empezó a mirar hacia nosotros… las porciones de risa y orgullo disminuyeron, la de la rabia se incrementó. Me sentía el show del micro una vez más! quizás algún día me anime a hacer un unipersonal en el micro, creo que ya tengo suficiente experiencia siendo el centro de atención y diversión de los demás.

Fue el camino más largo de ese año, según recuerdo, y cuando ya estaba a un minuto de llegar a mi destino, los perspicaces muchachos se fijaron en mi pin, entonces supieron mi nombre (desde entonces ya no lo llevo nunca, creo que está perdido) que fue bien utilizado en sus declaraciones amorosas.
Finalmente y para cerrar con broche de oro, cuando me preparaba para bajar, uno de ellos empezó a cantar: No, no voy a verte más (8), conocida canción de Líbido, uno de mis grupos favoritos, qué lastima que mataran la canción de esa forma.

Pensé que ese era el fin de ellos, y que naturalmente nunca más los vería, pero un par de semanas después, cuando estaba en el micro con mi hermano, subió un duo de chicos a los que no presté mayor atención hasta que una chica en minifalda se subió. Luego los muchachos empezaron con su rutina de gileo humorístico, bastante similar a la que usaron conmigo, eran ellos.
Mi hermano se mataba de risa, y yo también, aunque en el fondo, cuando me di cuenta que tenían una rutina que utilizan con cualquiera! me sentí menos especial, jaja. No más halagos para mí.