Archivos de la categoría ‘los hombres son de otra especie’

Si me ves bailando y cantando con nadie en particular es porque sigo el ritmo de la música.
Si lo estoy haciendo cerca a la barra es porque tengo una botella de vodka y mucho jugo de naranja por terminar.
Si me ves rodeada y sonriente entre 3 chicas y dos chicos, es porque son mi grupo, están conmigo.
Si te doy la espalda y no te miro es porque no te conosco y no reparé en ti (ergo no me interesas).

Entonces no entiendo por qué cuernos! se te ocurre pararte detrás mio y empezar a bailarme con toda la conchudez del mundo pavoneandote con tus amigos… next. gracias.

Herbalux

Publicado: abril 27, 2008 en los hombres son de otra especie
Etiquetas:, ,


El otro día estaba viendo un episodio de Ugly Betty en el canal Sony, y uno de los personajes resultó ser vendedor de Herbalux, un negocio que consistía en la venta de batidos y otros productos para bajar de peso. Se trataba de una venta por cadena y por comisiones, alguien lo relaciona con alguna otra marca del mercado?

Esta serie de telivisión evidentemente decidió no utilizar el nombre real de la empresa por cuestiones legales ( y por otras razones tampoco lo haré yo, ya ya! lo voy a decir, herbalife del mal!!!) pero copió todo el sistema de trabajo y lo plasmó de forma clara a través de la desesperada hermana de Betty.

A que viene todo esto? a que yo también fui víctima de herbalux.
No, no compré el batido milagroso esperando sin éxito sus resultados, tampoco me convertí en una poca exitosa vendedora de puerta en puerta, o debo decir de llamada en llamada?
Pero llegué a salir con uno de esos vendedores, o como se autodenominada, distribuidor. Y mi experiencia pasó de graciosa a extraña y finalmente ATERRADORA, jaja no, no aterradora, pero sí frustrante y DESESPERANTE! (nótese el énfasis en desesperante).

En aquellos tiempitos yo andaba feliz y sin problemas por la senda de la vida, cuando conocí al chico herbalux, buena onda, algo hiperactivo, y bastante hablador. Me cayó bien, era abiertamente gilero y no hacía mucho rodeo para decir las cosas. Nos entendimos bien, y empezamos a salir. Entonces aún no hacía muestra pública de lo que él llamaba su “negocio”.

No tenía problemas con su negocio, es más! bien por él 🙂 hasta que un día fue a recogerme a mi facultad usando su pin de: Quieres perder peso sin esfuezo? pregúntame cómo
Él aún no conocía a mis amigos, este iba a ser su primer encuentro, y (Dios!!! porque tenías que ponerte tu fuckin pin!) bueno, no le pedí que se lo sacara porque era muy pronto para ponerme mandona (recién estabamos en salidas). 
Mis amigos (que normalmente lo habrían crucificado) evitaron hacer comentarios al respecto, bueno quizás solo un par, pero muy respetuosos (gracias!).

 Aprendí a vivir con los pins, total, que tanto mal puede hacer caminar por la calle con alguien que usa un pin de ¿Quieres controlar tu peso? (no hace mal, solo da roche). Y porque pensé, bueeeno, pero todo lo demás lo compensa. (Todo lo demás lo compensa??? que carajo estaba pensando??)

Poco a poco, con todas sus capacitaciones, se iba adentrando más y más en el negocio, y alejando más y más de mi (me cambiaba por sus reunioncitas de miércoles!), cada vez que nos juntábamos tenía que mencionarme algo de la cadena, Herbalux esto, herbalux el otro…. basta en Herbalux!!
Hasta intento convencerme de entrar a Herbalux!! y ser cómo él! y yo….. ay Dios! esto está fuera de control, MUY, PERO MUY, fuera de control!!

Finalmente, por varias razones, no sólo fue Herbalux el culpable, dejamos de vernos. Gracias a Dios mis amigos dejaron de joderme con Herbalux, jaja porque si bien no le dijeron nada sobre sus pins, no pudieron evitar hacerme a mí! los comentarios y joda respectiva.

Aún nos vemos de cuando en cuando, por lo general lo encuentro con su pin o algún distintivo de la marca, su hi5 está lleno de fotos con su gente Herbalux e incluso un par de fotos separadas solo para el logo de la empresa.

La verdad detesto encontrármelo, siempre trata de convencerme respecto a su empresa o hacerme ver lo bien que le va en ella. No es que le desee algo malo, en realidad estoy feliz de que haya encontrado el amor de su vida, Herbalux, sé que serán muy felices juntos. Solo quiero que no trate de compartirlo conmigo, me revienta escucharte hablar al respecto, la verdad, ME REVIENTA!!

Por lo demás sé que hay mucha gente que se ha unido a esta empresa, así que mis mejores deseos, trabajen duro :D, claro, lejos de mi 🙂

Caso perdido, sin enminenda ni corrección, y definitivamente sin futuro (conmigo) 🙂
Así fue el chico Z, o como pueda llamarse.

Me llamó en jueves santo, recordándome su existencia, con la propuesta más estúpida y fuera de lugar!! Pero vamos en orden.

Estaba yo, una vez más, feliz con mis amigos en un bar (no tan feliz, algo aburrida), cuando entró un chico con dos parejas, lo vi y estaba en algo, pero tampoco me llamó la atención asi que volví a concentrarme en mi aburrimiento 😀
Luego mi mesa quedo medio vacía porque todos se fueron a bailar, me quedé con una amiga, y el chico Z empezó a mirarme. Luego sus amigos se fueron a bailar y lo dejaron solo en su mesa para que siguiera mirándome (qué atentos ellos). Mi respuesta típica: ponerme nerviosa y hacerme la loca. Mi amiga me empujó a que le hablara, lo hice.

Yo: Hola, bailas? (see, cuando quiero soy lanza)
él: mmm no, mejor siéntate y conversamos, luego bailamos.
yo: (qué fuck?? me acabas de semi-chotear? qué fue!) mmm ok… (tampoco iba a regresar a mi mesa que estaba a metro y medio de la suya y poner mi cara de choteada/resentida)
él: cómo te llamas….. y la típica sacada de info… (hasta ahí todo normal)

Al rato salimos a bailar, resultó que no le gustaba la salsa (tu primer punto en contra), al ratito ya era tarde y mis amigos me decían para irnos mientras él me pedía que me quedara (bastante me voy a quedar con un extraño…), le dejé mi número, parecía un chico decente.

Luego, empezó a llamarme, lo extraño fue que nunca, pero NUNCA me llamaba o me mandaba mensajes desde su celular, siempre era desde un número extraño de algún amigo suyo. Me molestó un poquito, pero no fue devastador, una amiga me dijo: bueno, tal vez es pobre (plop), fácil (tal vez es roño, da igual).

Luego empezamos a conversar por el messenger, noté sus nicks de corte sentimental (cortavenas, lo peor!!) que no lo condené hasta que vi lo peor, puso un corazón en su nick, un corazón! un corazón maldita sea!
Ya, aún ignorando esto, tenía un problema al chatear con él, sus faltas ortográficas!!. Ya, ok, parezco yo la freak al notar una tontería como esta, pero no hablo de tíldes, no hablo de confundir la “s” con la “c” o la “z” (que muchos amigos y a veces yo misma hago) no! esto era otro “level”. 
Otro level como poner “voy” (del verbo ir) con “B” (¡b labial!), o sea, veía un “boy a hacer esto” y cosas por el estilo que por obra y gracia de Dios borré de mi memoria.

Ya, ok, eres un cursi de lo peor, con horrorosas faltas ortográficas y sin saldo en el celular… mmm ya, todavía puedo vivir con eso, pero cuando empezaste a llamarme “cuerito” ya tocaste fondo.

“Cuerito”, ¡¡Dios mío!! ¡¡por qué permites esto!!, en una conversación por teléfono (desde el cel de un amigo suyo naturalmente):
él: cuerito, ¿cómo estas?
yo: bien…
él: bla bla bla, cuerito
yo: ¿por qué me dices cuerito?
él: porque lo eres
yo: ahhh (maldita sea…)

Escucha “broer”, “cuerito” es un término que puedes usar entre tus amigos, a mi no me lo pongas de apodo. No te pases, incluso peor que el “habla flaca” es el “hola cuerito”. 

(en otra conversación)
él: cueritooo…….. hola….
yo: hola….. (arrgggggg)
él: ¿cómo estás cuerito? (qué afán por repetir la fuckin palabrita)
yo: bien… oye, porfa, no me digas cuerito
él: que, por qué, ¿te incomoda?
yo: (evidentemente! sino no te diría que no me digas así) maso…
él: queeeeeeeeé?, por qué…. bueno, te diré enojona entonces
yo: (o sea… plop, eres un idiota) ya, alucina que lo prefiero.
él: ya, enojona.

Mierda! sí, soy enojona!! y??? cuál es tu cau cau! (estúpido)

¿Qué pasó luego con él? pues nunca llegamos a salir en realidad, todo era por teléfono y por msn. Alucina si hubiera salido con él, si así nomás ya me había superhiper decepcionado. Todo gracias a lo mencionado arriba y sus constantes ganas de conversar sobre sus emociones (eras todo un telenovelero), sobre su “corazón roto”, y las personas que sufren por amor. Nooo, ya demasiado para mi.
Ya, lamento tu dolor, pero no lo comparto, ni lo aguanto, ¿qué puedo hacer? también me han choteado, pero no ando por ahí armando conversaciones sobre lo cruel que es el mundo, el amor y esas wadas! no jodas! Menos!! le hablaría a alguien que me quiero gilear de mi ex enamorada y el buen y abnegado novio que fui.

No, tampoco me convenciste con todo eso que dijiste sobre que preferías las tardes tranquilas viendo películas, abrazado a alguien y esuchando baladas (waaaaajjjjjj por quién me tomas!!).

Y bueno, no llegamos a salir hasta que dió el día de su cumpleaños, dijo que quería verme por lo menos un ratito, pensé muy cruel chotearlo, así que luego de una reunión del trabajo le dije que podía pasar a recogerme.
Nuestra “primera cita”, me pasó a buscar a las 10 pm, borracho!! (ajaaa, o seaaa).
Mientras me acercaba vi sus ojos rojos y pensé: ew, que mal te ves (jeje), cuando lo saludé sentí todo su aliento a alcohol y pensé: que asco (maldita sea, ahora tendré que olerlo por lo menos una hora). Mis planes de tomar un trago tranquilo se fueron por el caño, a este pata no le daba ni una gota más de alcohol.
Resultó que el sr. se había ido a tomar con la gente del trabajo y vino de frente a mi casa sin pensar en parar en el kiosko a comprar un halls (jamás pasó por su casa y arroceó la torta que su mamá le había comprado, tonto malagradecido!! cómo le haces eso a tu mamá!! caiste más bajo para mí!).

Bueno, me la pasé muy mal, conversando de tonterías, con todo su aliento, y escuchando la galería de canciones de su celu con mp3, el 80% de ellas las conocidas “cortavenas” (debo admitir que muchas me gustaban, jeje).

Por fín regresé a mi casa y lo bloqueé de mi msn para bien y para siempre. Por dos semanas ni me timbró, pensé que seguro también la pasó mal porque no dejé que me diera ese beso que tanto perseguía (o sea, con ese aliento, ni tu mamá en tu cumpleaños, además que me caíste mal, mal!!).
Luego de esas dos semanas pensé que ya no lo vería jamás! (un peso menos), hasta que me llamó (desde el celu de alguien más, claro) para invitarme a una fiesta en cieneguilla? o por ahí, la cosa era para regresar al día siguiente…
La respuesta era simple: NO HAY FORMA

Oye, “broer”, ¿tú no piensas no? o ¿qué piensas? no sé, o sea, no entiendo, ¿en serio pasó por tu cabeza que me iba a quitar contigo y un montón de extraños al fin del mundo de un día para otro? (claro, con la esperanza de regresar, bien podrías ser un traficante de órganos, un violador/asesino, o ¡quién sabe qué!) Si pensaste que eso era posible, es porque piensas que soy una super estúpida, super necesitada de hombre o simplemente la más incauta del mundo.
Sigues bloqueado en mi msn, sólo quisiera que me llamarás desde tu cel para saber cuando no contestar (¿no te da roche gastar el saldo de tus amigos?).

Espero no saber más de tí 🙂 quizás en vaaaarios meses, cuando te vea leeeeejos de mi vida, me parezca una experiencia graciosa y enriquecedora, en estos momentos es por demás aterradora (maldita sea, ¡sabe donde vivo! :S).